EL PAÍS SE DERRUMBA Y NOSOTROS DE RUMBA

guepa-colombia.jpg

El grafito que sirve de título, lo decía claro y tondo. Quizá para soportar la cruda realidad, quizá para cerrar los ojos y olvidar, Colombia es un país donde todos piensan en divertirse y casi nada más. ¿Que hay algún problema en eso? Ninguno! Que los que recalcan el asunto son amargados? Ni más faltaba! Solo que un país que vive en ese tono, después se debe asumir todas las consecuencias de esa actitud. Mejor dicho, que “chupen” todos, como se dice de grande para indicar “que beban”. Pero igual que “chupen” todos, como decía o le decían a uno cuando pequeño, para señalar que ciertos actos tienen consecuencias, que están a la vista de todos.

Sobre el tema, la columna de Antonio Caballero de esta semana es una obra maestra de la ironia: “En estos días navideños se nota más que nunca: todos los colombianos estamos alcoholizados. Los hombres, las mujeres, los transexuales, los niños, los ancianos, los ricos, los pobres. Dicen que el presidente Uribe dejó el trago; pero ahí se toma sus goticas especiales, como los niños de la calle que se emborrachan con bóxer. Todos los colombianos queremos estar borrachos”.

Anuncios

About this entry