El tiempo pasa, algunos apellidos permanecen

Ayer los medios de información nacionales destacaron profusamente que el gobierno colombiano solicitó a las estaciones de servicio de todo el país que redujeran en 37 pesos el precio del galón de gasolina, pues la revisión mensual de la fórmula que sirve para establecer el valor de ese combustible permitía hacer esa jugada que dio a conocer el presidente Juan Manuel Santos y confirmó y desarrolló el Ministro de Minas y Energia, Mauricio Cárdenas.

Uno puede asociar la noticia a las movidas que viene haciendo el gobierno para enfrentar las señales de una baja en su favorabilidad, entre las que destaca el anuncio, hace pocos días, de que entregará 100.000 viviendas gratuitas antes de finalizar su mandato.

En un segundo momento, sin embargo, también se puede caer en la cuenta de otras cosas. Por ejemplo, hace unos 30 años, casi a la par que el de la gasolina, era noticia si aumentaba o no el precio internacional del café, porque ese era el producto principal de la economia nacional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El peso hoy del café en el PIB colombiano es pequeño, si se compara con el que tenía en los años 70 y 80. En la actualidad, los principales motores de la economía nacional son el petróleo y la minería. Y al frente de estos sectores se encuentra Mauricio Cárdenas Santamaría, el hijo de Jorge Cárdenas Gutiérrez, quien estaba a la cabeza del sector más importante de la economía nacional hace 30 años. En ese tiempo, Juan Manuel Santos era el representante de Colombia ante la Organización Internacional del Café (OIC), que en buena medida fijaba los precios internacionales del grano.

Han pasado más de 25 años, lo que se supone corresponde a una generación, y en el vestido de quien está guiando la locomotora de la economia otra vez se lee el apellido Cárdenas.

Anuncios

About this entry