Una característica de la historia de Locombia

“Una de las tragedias nacionales es que la historia nunca acaba de acabar. Cuando uno creía que ciertas perversiones se hallaban en trance de desaparecer del mapa de nuestras angustias, regresan al escenario con una invicta capacidad de reproducción o de insistencia. Los viejos monstruos rara vez mueren en nuestra geografía; solo duermen la siesta. Cualquier día, de manera inesperada, se despiertan y regresan a cometer dolorosos estragos”. (Daniel Samper Pizano en su columna “Cambalache” en el diario El Tiempo).

Anuncios

About this entry